CÍRCULOS DE VERDAD Y RECONCILIACIÓN

monseñor

“Lo bueno y lo malo que hay en el hombre provienen de su corazón. Si queremos que en lugar de la violencia germine la paz en lo íntimo de nosotros, es necesario hacer madurar en toda persona humana una actitud de perdón y reconciliación.  No podemos negar que también existen personas que no han podido superar la dinámica del odio y permanecen prisioneros de un pasado doloroso; es preciso aprender de las experiencias sufridas que sólo el amor construye mientras que el odio produce destrucción y ruina. El perdón nos hace libres, mientras los resentimientos y deseos de venganza nos esclavizan e impiden la verdadera felicidad del ser humano“

Isaías Duarte Cancino.    Junio 21 de 1999.